domingo, 13 de marzo de 2016

Primavera


¿Sabéis esa clase de personas que planifican cada paso de un proyecto? ¿Esas que cuando empiezan algo, saben exactamente cómo va a acabar? Pues, definitivamente, yo no soy de esas.

En el foro de Mendrulandia, pusimos como reto para este mes hacer un jabón con temática primaveral. 
No tenía muy claro qué es lo que iba a hacer, así que empecé haciendo unas cuantas flores con restos de jabones que tenía en casa y no sé cómo, me fui viniendo arriba, y arriba, según avanzaba. Al rato, mi mesa estaba llena por todas partes de virutas de colores, y yo totalmente poseída por ese subidón que te pega cuando estás inspirada y divirtiéndote muchísimo con ello.  Mi jabón acabó definiéndose solito, exigiendo tal o cual combinación de formas y colores, y sorprendiéndome con el resultado.
Al final, se han convertido en mi apuesta para los encargos del Día de la Madre. 

Bueno, estos han sido sólo los prototipos. Como en gran parte están hechos con restos, huelen a mezcla de cosas, pero sobre todo a Menta y Bergamota. Gran combinación que huele de vicio y que mi jabón le debe a mi amiga Anna, que se hizo un lío con los botes de aroma y acabó descubriendo una mezcla genial​. Creo -y por eso me gusta tanto-  que ella tampoco es de las que planifican.


Lo cierto es que también admiro mucho a las personas puntillosas y metódicas. Las veo trabajar con ese orden y esa precisión de la que yo carezco, y me parece estar viendo un ballet sincronizado y perfecto. Yo funciono más como la niña que abre los brazos y disfruta dando vueltas hasta que pierde el equilibrio. 


 ¿Lo veis?  Ya he perdido el hilo y me he dejado llevar por el momento...
En fin. Seas como seas, espero que te gusten mis jabones de primavera.
 Besos

4 comentarios:

  1. Maribel que resultado tan bonito con esos recortes de jabones. Te felicito por esa idea tan genial que has tenido.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Puy, me alegro de que te hayan gustado. Sobre todo, me he divertido =)

      Eliminar
  2. Parece mentira que un jabón tan elaborado sea fruto de un subidón y no de una cuidadosa planificación. Yo creo que carezco de ambas virtudes, soy ordenada y cuidadosa, pero mala planificadora. Y si por alguien siento admiración, o quizás sea más correcto decir envidia, es por ese tipo de personas que va a contracorriente... Uf, esto más que un comentario parece una confesión, jjj...

    Resumiendo, me encantan tus primaverales jabones, me encanta tu manera desenfadada de hacer las cosas y, sobre todo, me encanta la forma tan entretenida que tienes de contarlo todo.

    Un abrazo, guapa,

    Beatriz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Beatriz. Creo que el caos y la planificación tienen su punto y su momento. Ahora mismo, viendo que por fin ha llegado el día de poner orden en mi armario jabonero, no creas que me siento muy orgullosa de mi caos =)

      Eliminar