jueves, 9 de enero de 2014

Conjunciones jaboneras cósmico-planetarias


Lo primero ¡Feliz Año Nuevo! 
Ahora que termina la Navidad, pero aún se percibe en el ambiente un yoquesé mágico, os quería contar algunas cosas que no tienen una explicación racional así como así.
Yo soy de Madrid, pero de pequeña pasaba todos los veranos y fines de semana en un precioso pueblo de los Montes de Toledo que se llama San Pablo de los Montes. Lo considero mi pueblo adoptivo, y aunque hace mucho que no voy, guardo unos recuerdos maravillosos del pueblo y de su gente.
Fue en San Pablo donde  vi hacer jabón por primera vez. Una amiga de la familia me llevó para que lo viera. Yo, niña de ciudad y bastante descreída sobre los “remedios de la abuela”, tuve todo tipo de recelos acerca de que aceites sucios y restos de grasas pudieran formar algo bueno. ¡Quién me iba a decir...!
Hasta muchos años después no volví a ello,  ya en los años de los ordenadores y de Internet.
No deja de ser una paradoja que sean las nuevas tecnologías las que nos ayuden a volver a las cosas más tradicionales y artesanas.  Pues bien, este mundo jabonero me ha hecho vivir una serie de casualidades y coincidencias que sólo puedo calificar de conjunciones cósmico-planetarias, y que el mismísimo Iker Jiménez debería investigar.
Por ejemplo: En una de las últimasreuniones, tuve dos chicas venezolanas que vinieron a aprender a hacer jabón conmigo, aprovechando  que iban a venir a España. Lo curioso es que ellas no se conocían, pero  incluso al otro lado del charco, tuvieron la misma idea, al mismo tiempo y coincidieron  viniendo desde el mismo sitio, que es además un país bien lejano. 
Es bastante raro ¿verdad?  Quizá no tanto como lo que le pasó a Isabel,  que le vendió materiales para hacer jabón a tres personas con el mismo apellido –un apellido poco común- y cuando les preguntó, resultaron ser primos hermanos entre ellos, y ninguno sabía que a los otros dos les había dado por la misma afición. Eso no sé si calificarlo de conjunción astral o de predisposición genética en la familia.
Y más coincidencias: Me cuenta mi amiga Julieta (también venezolana) que paseando por Ciudad de México  vio una tienda de jabones y claro, se metió a curiosear, y no sé cómo fue la cosa, pero me lo imagino algo así:  Julieta le contó a la dueña de la tienda que ella había aprendido a hacer jabones en España.  –Yo también- contestaría la dueña-  con una chica que se llama Maribel  ¡La misma que yo!  Diría Julieta…Y así es como Cynthia y Julieta,  alumnas y amigas mías, se conocieron en México D.F.
En serio ¿Pero cuántas posibilidades hay de que dos alumnas de mis pequeños, pequeñísimos talleres en Madrid, cada una de un país, coincidan en una de las ciudades más pobladas del mundo?
Algo parecido pasó cuando mi prima en Sevilla, que tiene un herbolario, me llamó para consultarme si un aceite que vendía servía para jabón, porque tenía allí  delante una clienta que tenía la duda.
 Si. Lo habéis adivinado. Su clienta también era seguidora de mi blog y alucinó cuando supo que los que llevaban años atendiéndola en su “herbolario de toda la vida” eran mis tres primos.
Pues bien: anteayer me llamó una chica interesada en aprender, y estuvimos hablando un buen rato. Al poco, me contó que era de un pueblo de Toledo. –Seguro que no lo conoces, porque es pequeño. Se llama San Pablo-
Resulta que voy a enseñar a hacer jabón a la nieta de la mujer que me enseñó a mí. ¿Es o no es una conjunción jabonera cósmico-planetaria?

10 comentarios:

  1. ¡Feliz Año, Maribel! Me encanta encontrarte por aquí, ya que últimamente nos encontramos poco. Te deseo mucahs cosas buenas para el 2014.
    Un beso
    Matilde.

    ResponderEliminar
  2. Feliz año
    Wuuuuuuauu es alucinante !!!
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Oooostras, es muy fuerte jajaja Adoro esas "casualidades" :)

    ResponderEliminar
  4. Gracias por publicar este estupendo artículo, me ha encantado.

    ResponderEliminar
  5. Marina, hija, estas tocada con el don de la coincidencia!!!!!!!
    Biki

    ResponderEliminar
  6. hola!!

    me encanta tu blog y me gustaría comenzar a hacer jabones caseros. Me gustaría saber donde compras los diferentes aceites y esencias, yo vivo en Madrid, por si conoces alguna tienda que sean baratitos. Tambien queria preguntarte si cualquier tipo de sosa vale o es alguna específica?' esque me da un poco de miedo que vaya mal para la piel

    Gracias y enhorabuena por tu blog

    ResponderEliminar
  7. Hola
    La sosa es importante. Tienes que comprobar que en el envase ponga "100% hidróxido de sodio" o como mínimo 95%, pero si es de menos o no pone nada, no la compres. En cuanto a los materiales, tienes varias páginas en Internet. Yo suelo comprar las cosas en Jabón y Vida, que tienen también tienda física. También tienes materiales en Manuel Riesgo.
    Suerte y lánzate =)

    ResponderEliminar
  8. Te hago una consulta aca porque no vi un email de contacto, recien me estoy iniciando en el mundo del jabon artesanal e hice un curso para hacerlo con aceite reciclado por lo cual esa receta la tenga, para las demas nos recomendaron la calculadora de saponificacion pero si bien me lei todo el manual no lo entiendo bien, el tema es que no se que porcentaje de sobreengrasado se pone para poder usar el jabon en la cara.
    Vi tu receta de solo aceite de oliva y me preguntaba si tenias de solo aceite de maiz oara usar en la cara y el cuerpo, no quiero hacer un jabon muy fuerte con un PH no adecuado y me termine dañando la piel ... gracias

    ResponderEliminar
  9. Que maravilla, yo entiendo eso de que las estrellas conspiran, jajaja... Sobretodo cuando se hace algo bueno y de bien, que es lo que tu haces, un gran abrazo, y si algún día voy a España, te buscare.... Saludos. Nadia Rios

    ResponderEliminar