jueves, 21 de noviembre de 2013

Jabón de los Reyes Magos 2013

Todos los años hemos hecho un "Jabón de los Reyes Magos". Para mi es una tradición.
Lo que caracteriza a este jabón es que lleva entre sus ingredientes oro, incienso y mirra, y bajo esas premisas, cada año variamos su diseño y presentación.
Este año quería hacer algo que se alejase de la típica pastilla de jabón más o menos decorada, y como los que me conocéis sabéis lo aficionada que soy al jabón en crema, aquí os presento mi
JABÓN DE LOS REYES MAGOS 2013

Es un jabón en pasta, mi enésima versión del jabón negro de Marruecos, porque me parecía original y suficientemente exótico y lujoso como para que los Reyes Magos no me traigan carbón.
Está hecho con aceites de oliva y argán, con macerado de aceitunas negras, y lleva mica dorada que le da un brillo increíble, ojalá pudiera reflejarse en la foto  la textura real que tiene el jabón. Me tiene enamorada.  Bueno, voy a intentarlo más de cerca:

No es que le haga justicia la foto, pero al menos se ven algo mejor el brillo, el aspecto dorado y traslúcido y la untuosidad.  A esta textura tan increíble, hay que añadir el aroma dulce y evocador de la mezcla de vainilla, anís, clavo incienso y mirra.
Después del taller le puse una lámina de pan de oro y removí para que se fracturara. La podéis entrever troceada en las fotos como si fuesen pepitas de oro. Aunque estéticamente me pareció precioso el efecto, en justicia tengo que decir que no es del todo buena idea, porque son tan finitos que al usar el jabón se quedan los trocitos pegados al cuerpo y cuesta quitárselos. Os aseguro que saldréis de la ducha convertidos en personas brillantes =)
El caso es que ahí está mi jabón. Espero que a Sus Majestades de Oriente les guste. Les dejaré un poquito la Noche de Reyes, junto a las galletas y la paja para los camellos, para que se laven después de entregar los juguetes a los niños, que eso cansa y seguro que les viene bien relajarse.
.
Besitos






1 comentario:

  1. El jabón se ve maravilloso. Tu ilusión y generosidad, un lujo para los demás. Muchas gracias. Maribel

    ResponderEliminar