miércoles, 25 de enero de 2012

De compras por la India

Bueno.....en realidad, por Lavapies, que me pilla más cerquita.

Lo único bueno de que a mi amiga Rocío le hayan puesto un horario espantoso de trabajo de tarde, es que alguna mañana me propone planes pintorescos ¿No suena horriblemente insolidario por mi parte?

Ayer me sugirió que fuésemos a las tiendas indias de Lavapiés. Ella iba buscando amla para el pelo, y yo nunca me niego a una excursión aunque no tenga ni puñetera idea de qué es el amla. Ese es mi problema: Siempre me ha dado "cosita" entrar en las tiendas de alimentación orientales, hindúes o exóticas en general porque no se qué es nada de lo que venden, ni cómo se usa, o si voy a acabar comprando víbora pulverizada creyendo que es alguna especia maravillosa. Lo se, soy un tópico andante.

Además, mi afán descubridor de nuevos sabores está un tanto atrofiado, porque he crecido en una familia donde los alimentos son lo que son, y si acaso necesitas mejorarlos, les pones chorizo, que es español y decente, pero eso de añadir condimentos extraños.,. definitivamente no va con mi árbol genealógico.

El caso es que mi amiga Rocío me libera de ese "reparo" y me pone todo más fácil. Ella vivió en Asia y cuando voy con ella a las tiendas de comida oriental, siempre me da ideas y me explica que eso que yo considero un pastajo asqueroso, está buenísimo con las lentejas, y otras cosas que no se me hubieran ocurrido probar en la vida.

Y así es como esta mañana, muertas de frío, hemos entrado las dos en varias tiendas indias donde he tenido ocasión de añadir a mi abarrotado armario del jaboneo, algunos productos pintorescos, de dudosa utilidad, después de disfrutar de lo lindo oliendo, tocando, leyendo e imaginando un mundo de jabones exóticos con tan inusuales ingredientes.
Ahí os enseño mis compras:



De Izda. a Dcha, y de atrás a delante:



  • Aceite de mostaza .Patricia me ha sugerido que lo use en una crema calmante. En India se lo dan para fortalecer el pelo.

  • Agua de azahar y agua de rosas. Ya se que esto lo hay en todos sitios, pero me gustó la botellita =)

  • Aceite de palma rojo, que en esta época está sólido y que da al jabón un precioso color anaranjado.

  • Polvo de mango, aún por determinar para qué puedo usarlo.

  • Cúrcuma para teñir jabón de forma natural, aunque seguro que en el arroz también la pruebo.

  • Leche de coco en polvo. Esto va al jabón fijo, fijo.

  • Shikakai, que es un pastajo para lavarte el pelo y darle mucho brillo, y por la cara que pone la tía de la foto de la caja, da mucho gustirrinín en el proceso... y por último...

  • Polvo de granada. Pensé que sería un exfoliante maravilloso, pero la verdad es que rasca demasiado y tampoco es plan de arrancar la piel a nadie. Sabe muy rico, así que no se dónde acabará.
Pues ahí véis lo que dió de sí la excursión. Hubiera comprado mucho más, pero entre la crisis y la Cuesta de Enero, cuando fuí a sacar pasta, me daba la impresión de que se oían risitas al otro lado de la pantalla del cajero...
Besos
Ah, la foto de Lavapiés la he sacado de la wikipedia, espero que no me regañen.

9 comentarios:

  1. Que maravilla, son cosillas muy interesantes.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Buscando el hilo en el que Rocío y Magoo hablaban del (de la?) shikakai te he encontrado (uso Google y no el buscador del foro).
    Como siempre, me ha divertido mucho leerte. Me encanta tu fino sentido del humor.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  3. Qué interesante!!!

    Siempre buscando cosas naturales y nunca había pensado en productos de la india...
    Me gustaría que nos dijeras, si puedes, la dirección de la tienda o dónde podría conseguir amla sin que me timen porque la verdad es que de esto no tengo ni idea.
    Muchas Gracias!!!
    Emma. emcamo77@terra.es

    ResponderEliminar
  4. Que maravilla, yo muero por cosas exóticas, espero ver pronto los resultados de tus experimentaciones ... Felicitaciones y un beso a la distancia

    ResponderEliminar
  5. Bueno, bueno que compra mas exótica y suculenta. Que sepas, que aquí, los demás españolitos de a pié, que rima con Lavapies, tampoco somos tan políglotas ni tan internacionales como tu amiga como para conocer todos esos ingredientes que vemos en esos comercios tan coloridos y exóticos. Pero yo si que soy curioso y mas de una vez he comprado cosas que luego no he sabido para qué emplear. Pero si tuviera que quedarme con algo de lo que has comprado, me quedaría con el aceite de palma rojo y el polvo de granada para experimentar en infusión con agua, o macerando en aceite, o haciendo una tintura.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Me ha encantado tu paseo por la india jaja ,pero claro con una amiga así y con duros en al bolso quien se resiste, a mi también me encantan esas tiendas y todo lo que venden ,la pena que me pillan un poco lejos un beso guapa experimenta y cuentanos

    ResponderEliminar
  7. Mmmm, Sergio, una tintura...seguro que queda muy bien.
    Mari, no tantos duros, que lo que yo compré que ves en la foto costó como 14 euros o así
    Emma, la tienda a la que fuimos está en la calle Amparo, no se el número pero es una calle muy cortita. Creo que se llama Foodland.
    Tengo que decir que Patricia (Mimoko) estuvo también aquí en Madrid y volvimos a las tiendas, así que añadí a mi colección de materiales exóticos amla para el pelo y semillas de amapola blancas, muy, muy bonitas y que serán un exfoliante precioso en algún jabón oscuro.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Yo me apunto para alguna tarde, que volvais, así nos vemos, que hace mucho que no sé nada de vosotras.

    ResponderEliminar
  9. Merche, tu pon fecha y eso está hecho.
    Besos

    ResponderEliminar