sábado, 11 de junio de 2011

Un experimento



El otro día hice un caldo de huesos de caña con algunas verduras. No es que me guste mucho este caldo y después del tema de las vacas locas, no había vuelto a hacerlo. Lo dejo muy concentrado y después lo congelo en cubitos y los uso en vez de las pastillitas de caldo.


El caso es que después de colar y enfriar el caldo, la grasa de los huesos, que es muchísima, se queda sólida en la parte de arriba y es muy fácil retirarla. Imagináos lo primero que me vino a la cabeza.....jabón, experimentos...


Había leído que en algunos sitios es muy apreciado el jabón de aceite de pata de buey por sus propiedades contra distintas dolencias de la piel, y pensé (equivocadamente) que podría ser algo parecido a este, ya que los huesos de caña son de la pata de las vacas.Tenía casi 200 gr de grasa amarillenta, que después de colarlo un par de veces más se quedaron en 125, con una consistencia parecida a la manteca de cerdo y un olor a grasa bastante poco agradable, mezclado con el olor a sopa proporcionado por las verduras.


Dicho y hecho. Calculé la sosa necesaria haciendo una media de los índices SAP de las grasas animales, que son todos bastante parecidos y puse 15 gr de sosa para mis 125 gr de grasa. Llegó pronto a la traza aunque esta era muy ligera y no hubo forma de espesarlo más.


El resultado es un jabón bastante blando, blanco y muy poco espumoso. Mi primera impresión es que el jabón es un asco (el olor a grasa y sopa no ayuda mucho) Con el uso, en vez de espuma suelta como agüilla blancuzca y el tacto en las manos es aceitoso, lo cual es raro ya que además pica :(


No es que los jabones de una sola grasa sean demasiado buenos nunca, pero este, en principio y a falta de curado, creo que es de los peores que he visto.

Ya me había advertido Mendru que sus libros viejunos comentaban que el aceite extraído moliendo los huesos se usaba como relleno en jabones de baja calidad


Resumiendo, que como experimento, está bien, pero como jabón, ni os molestéis.

Besos

9 comentarios:

  1. Gracias Marina por el experimento, que tal si se usa como un aceite mas, dentro de varios, para aprovechar sus propiedades, yo tambien habia escuchado de sus virtudes igual que el aceite humano.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Gracias a tu experimento no tendremos que investigar, quiza sin las verduras y como dice Texia mezclado con otras grasas estaria mejor, yo imagino que si ademas de la grasa se pone la gelatina, tendra que ser un jabon hidratante y bueno para los huesos, tengo un sobrino que de niño se le ronpian los huesos de las piernas con mucha facilidad y un curandero le recomendo a su madre, cocer patas de vaca y untarle las piernas con la gelatina, a partir de entonces no tubo mas problemas, ahora esta fuerte como un toro.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Pues igual si que mezclado con otras grasas no queda mal. Al fin y al cabo, casi ningún jabón de un solo aceite es perfecto.

    ResponderEliminar
  4. Hola. Encantadora tu página.. Solo haré un comentario sobre tu ensayo: Si no existieran personas como tú que hacen brecha en el camino, sería mas difícil recorrerlo. Gracias por experimentar, tu aporte es muy valioso a mi entender. Sigue "Pequeña Pauster"..Besos. Lady In Red

    ResponderEliminar
  5. Pues claro que sí! Lo negativo hay que contarlo, que se aprende de ello y mucho!!!

    ResponderEliminar
  6. Gracias Marina, ya sabemos lo que no tenemos que hacer. Besos

    ResponderEliminar
  7. Todo conocimiento e buen, hasta los fracasados, gracias por tu tiempo de experimentación y por escribirlo y publicarlo.

    ResponderEliminar
  8. Bueno, ante todo, un saludo para todos.En cambio yo si fabrique un jabon con sebo de ternera,con aceite de almedra, coco y aceite de oliva y me que fabuso.Para mi, es uno de los mejores jabones que he echo...

    ResponderEliminar
  9. Es que el sebo de vaca es otra grasa, y hace un jabón excelente. Este jabón está hecho con médula de dentro de los huesos.

    ResponderEliminar