jueves, 16 de julio de 2009

Probando, probando, un, dos, tres

Después de una semana complicada, estaba deseando desconectar un ratito haciendo jabón. Tenía además unos materiales ingleses nuevos, colores y aromas, y quería probarlos, así que me lancé a hacer un jabón nada menos que de 7 colores distintos.
Nota mental: la próxima vez que te quieras desestresar, bonita, utiliza muchos menos colores.

Fue muy divertido hacerlo. pese a las prisas. Además le añadí un aroma nuevo que se llama "Carena" que huele genial a crema Nivea, y que recomiendo vivamente*

Usé una receta bastante sencilla y con una proporción muy alta de aceite de oliva, para evitar que espesase de golpe . También enfrié todos los materiales antes de empezar, lo que me dió un cierto margen de tiempo para recrearme y jugar con los colores. Probé a enmoldar vertiendo los distintos colores uno sobre otro, como si utilizase la "tecnica del embudo" pero a lo largo de todo el molde y la verdad que quedó bastante bien. Ni por asomo pensé que me fuese a dar tiempo a hacer tantas cosas.


El jabón a medio proceso

Llegados a este punto me gustaría contaros que mi terraza es un horno. Sin paliativos. La misma orientación a Poniente que hace que en invierno sea una delicia, también hace que en verano caiga a plomo el sol madrileño de forma inmisericorde. Además en ella hay instalado un compresor del aire acondicionado que cuando está funcionando, es como un gigante secador de pelo, y podéis imaginaros la combinación de ambas cosas.


Puestos a innovar, me dije yo, ¿por qué no aprovechar todo este calorcito en beneficio de mis jabones? Así que ahí dejé mi jabón, bien envuelto en film, al rigor del sol y frente al chorro de aire caliente del compresor, toda la tarde, seguramente a más de 65 grados. Gelificó de inmediato y se mantuvo así bastantes horas.

A la mañana siguente cuando lo corté vi que tenía la textura y la apariencia del jabón hecho en caliente, y comprobé primero con la lengua, y luego con las tiras del PH , que realmente estaba terminado y que me había inventado un nuevo proceso para hacer jabón : el PCAA : "proceso en caliente al aire acondicionado" ¿o debería llamarlo "Air Conditioner Hot Process" que suena más molón? Reflexionaré sobre este punto. Ya que es mi aportación a la humanidad, por lo menos que suene importante, jeje.




Ahí tenéis mi creación: un pequeño paso para el hombre, un gran paso para la humanidad.

* El aroma "Carena" y los colores del jabón son de Gracefruit, que distribuye en España http://www.atumaneramanualidades.com/



2 comentarios:

  1. Hola Marina,eres un genio, y el jabón te ha quedado precioso, lleno de colorido y debe oler de miedo.
    Respecto a nuevo proceso de jabón debo decirte que laguna vez se me pasó por la cabeza hacer algo así pero nunca me atreví, ya que en mi terraza pasa algo parecido y es allí donde tengo algunos oleatos (calendula, zanahoria...), pero visto el estupendo resultado que te ha dado, en cuanto pueda lo intento.
    De nuevo enhorabuena por tus jabones, y tu determinación.

    ResponderEliminar
  2. Hoolaa soy Yolanda me gustaria hacer un curso de jabones pero no tengo forma de contactar contigo, t dejo mi movil: 653469682 y mi correo: yolanda_73@telefonica.net

    ResponderEliminar